jueves, 20 de mayo de 2010

Lección 38. LA SEMANA SANTA

A. LA NARRACION DE LA SEMANA SANTA ES MUY IMPORTANTE:

Se puede entender mejor la importancia de los sucesos de esta semana si examinamos la cantidad de información que nos dan los cuatro escritores de los evangelios.

1. Marcos: De los 16 capítulos, la narración de la Semana Santa comienza con el capítulo once.
2. Mateo: De los 28 capítulos, la narración de la Semana Santa comienza con el capítulo 21.
3. Lucas: De los 24 capítulos, la narración de la Semana Santa comienza en el capítulo 19.
4. Juan: De los 21 capítulos, la narración de la Semana Santa comienza en el capítulo 12.

Podemos entender la importancia de la Semana Santa considerando esto: Si la vida entera de Jesús en la tierra fuera escrita tan detalladamente como los sucesos de esta semana, se necesitarían 80 tomos, cada uno tan grande como la Biblia.

B. ES DIFICIL PONER LOS SUCESOS EN ORDEN CRONOLOGICO:

Sería difícil probar un definido orden cronológico de los sucesos de esta semana. Sin embargo, de este estudio veremos que Jesús fue crucificado o el miércoles o el jueves en vez del viernes, el día tradicional. Considerando los hechos, se debe recordar que en el calendario judío, el día comenzaba a la puesta del sol y no a la medianoche. Estudiemos las Escrituras que nos dan información sobre esto.

1. Mateo 12:40 “Porque como estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.”
2. 1 Corintios 15:4 “Y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras.”
3. Juan 12:1 “Seis días antes de la pascua, vino Jesús a Betania, donde estaba Lázaro, el que había estado muerto, y a quien había resucitado de los muertos.”

4. Juan 12:12 “El siguiente día, grandes multitudes que habían venido a la fiesta, al oír que Jesús...”
5. Marcos 14:1 “Dos días después era la pascua...”
6. Marcos 14:12 “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, cuando sacrificaban el cordero de la pascua, sus discípulos le dijeron: ¿Dónde quieres que vayamos a pre­parar para que comas la pascua?”
7. Marcos 15:42 “Cuando llegó la noche, porque era la prepa­ración, es decir, la víspera del día de reposo.”
8. Mateo 28:1 “Pasado el día de reposo, al amanecer del primer día de la semana...”

Hay otros versículos que se pueden citar aquí, pero estos bastan para darnos la información necesaria. Antes de tratar de poner en orden cronológico los sucesos, consideremos unos hechos:

1. Jesucristo estuvo sepultado tres días y tres noches. Sin embargo, debemos recordar que Jesús resucitó el tercer día después de Su muerte, no el segundo ni el cuarto después de Su muerte.

2. El Cordero Pascua era matado y comido el día décimo cuarto del primer mes (Nisan) por la tarde. Por eso, la Pascua se conmemoraba siempre el día catorce de Nisan.

3. La Fiesta del pan sin levadura comenzaba el día quince del primer mes; el primero y el último día del primer mes se nombraban Convocaciones Santas, o días de reposo.

4. Jesús fue crucificado y sepultado en un día antes del día de reposo, el cual no fue necesariamente el séptimo día de la semana, sino la Santa Convocación o el primer día de la Fiesta del pan sin levadura.

Teniendo en mente todos los versículos y hechos, atentamos poner en orden cronológico los sucesos de la Semana Santa.

Viernes Jesús llegó a Betania
Viernes por la tarde Cenó en la casa de Simón
María ungió los pies de Jesús

Domingo La entrada triunfal
Lunes Jesús maldijo la higuera estéril
Jesús limpió el templo
Martes La higuera se secó
La viuda dio las dos minas
Los griegos buscaron a Jesús
El discurso sobre la destrucción de
Jerusalén
La conspiración entre los sacer­
dotes principales y Judas
Miércoles La Santa Cena
Los últimos discursos
Getsemaní
Jueves El arresto y juicio de Jesús
La crucifixión y sepultura de Jesús
Domingo por la mañana La resurrección.

C. LA OFRENDA DE LA VIUDA:

REFERENCIAS BIBLICAS: Marcos 12:41-44
Lucas 21:1-4

El acontecimiento de la ofrenda de la viuda tuvo lugar des­pués que Jesús había denunciado severamente a los escribas y fariseos. Jesús salió del atrio de afuera del templo y entró en el atrio llamado “la tesorería” donde habían trece cajones donde los judíos depositaban sus ofrendas voluntarias.

Jesús notó la actitud de arrogancia y de propia importancia de los judíos ricos que se acercaban a los cajones. Llamaban la atención al dar sus ofrendas porque dejaban caer la plata de modo que hiciera ruido. Entonces El notó a una mujer, vestida con la ropa de viudez y pobreza, que se acercaba a uno de los cofres para dar su ofrenda de dos blancas. (Dos blancas equivalían a un cuadrante.)

Jesús llamó la atención de los discípulos a la ofrenda de la mujer. “En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos.” La lección que Jesús enseñó aquí es que la cantidad de nuestra ofrenda no se mide por lo que damos sino por lo que guardamos para nuestro propio uso.

D. LA PETICION DE LOS PROSELITOS GRIEGOS:

REFERENCIA BIBLICA: Juan 12:20-50

Cuando Jesús nació, magos gentiles vinieron a buscarle desde el oriente. Y ahora, cerca al final de Su vida, habían otros gentiles que le buscaban. Estos eran prosélitos griegos, no judíos griegos. Ellos aparentemente venían de Galilea y cono­ cían a Felipe. Querían una entrevista con Jesús. Parece que esto creó un problema de prejuicio racial con Felipe, porque habló con Andrés antes de acercarse a Jesús. Los griegos habían rechazado sus ídolos paganos para aceptar al Jehová de los judíos. Sin embargo, no tenían ningún concepto de cómo un Dios encarnado pudiera redimir al mundo por Su muerte.

Jesús les dio la entrevista y les explicó de qué manera Sus sufrimientos y muerte salvarían al mundo.

Los griegos eran los precursores de las multitudes de gentiles de los cuales constaría la iglesia. Jesús sabía que Su muerte en la cruz era el único poder que podría quitar las barreras raciales. El explicó que el grano de trigo debe caer en la tierra y morir antes de llevar fruto.

En este momento de conflicto sentimental, Jesús rogó ser sal­ vado de esta hora de muerte; pero inmediatamente se recobró y una voz del cielo habló, dando testimonio por la tercera vez durante Su vida y ministerio.

E. LAS CONTETACIONES A TRES PREGUNTAS:

REFERENCIAIS BIBLICAS: Mateo 22:15-40
Marcos 12:1-12
Lucas 20:19-40

En los acontecimientos que siguen, hay algunas preguntas que los judíos principales le hicieron. En cada caso, Jesús demostró gran sabiduría al contestar.

1. ¿Es lícito dar tributo a César?.

Los fariseos y los herodianos hicieron esta pregunta para engañar a Jesús. Ellos podían pensar en dos contestaciones.

Si Jesús dijera que no era lícito, ellos podrían denunciarle al gobierno romano. Si dijera que era lícito perdería el favor de muchos judíos. La respuesta de Jesús, “Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios,” les impuso silencio.

2. En la resurrección, ¿de cuál de los siete será ella mujer?

Los saduceos le hicieron esta pregunta para burlarse de Jesús. No creían en la resurrección ni en los ángeles. Pro­ ponían un caso imaginario de una mujer con siete maridos, pensando así confundir a Jesús y a la vez esperando atacar a los fariseos que creían en la resurrección.

Con Su respuesta, Jesús expuso la ignorancia de los sa­duceos, corrigiendo también la idea poco noble de la vida venidera que tenían los fariseos. “Dios no es Dios de muertos, sino de vivos.” Jesús no quería decir que no habría recono­cimiento en el cielo, sino que estaríamos en un nivel mucho más alto que el de este mundo.

3. ¿Cuál es el gran mandamiento en la Ley?

Los fariseos hicieron esta pregunta para tentar a Jesús y para enredarle en el embrollo quisquilloso de cuestiones teológi­cas. Pero Jesús se negó a participar en tal embrollo. El afirmó la supremacía de amor para el Dios UNICO y declaró Su creencia monoteísta citando el Antiguo Testamento.
Después de esto, Jesús hizo callar a Sus enemigos con una pregunta sobre la ascendencia del Mesías. No le pudieron contestar y no osaron hacerle más preguntas (Mateo 22:46).
TOMO IV: LA VIDA DE CRISTO
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS