jueves, 20 de mayo de 2010

Lección 46. LA RESURRECCION

A. LA IMPORTANCIA DE LA RESURRECCION:

La resurrección de Jesucristo es esencial para nuestra sal­vación. Todo es en vano si el cuerpo de Cristo no está resuci­tado de entre los muertos.

Si Jesús se hubiera quedado en la sepultura, la historia de Su vida y muerte se habrían quedado allí con El. La resurrección no resultó de la historia de Su vida; la historia bella de la vida de Cristo resulta del hecho de Su resurrección. En otras palabras, la resurrección del cuerpo de Cristo de la sepultura prueba la Deidad de Jesús y el poder de Su sangre para salvar a los pecadores.

B. PRUEBAS DE LA RESURRECCION:

1. El Sepulcro Vacío:

Juan 20:6-7

Una de las mayores pruebas de la resurrección es el mensaje del sepulcro vacío.

Lázaro salió del sepulcro con las manos y los pies atados con vendas. Era necesario desatarle desenvolviendo los lienzos (Juan 11:44).

Pedro y Juan hallaron los lienzos y el sudario en su lugar sin haber sido tocados, tal como habían estado cuando el cuerpo de Jesús había estado allí, pero ahora Su cuerpo no estaba en el sepulcro. Jesús simplemente salió de los lienzos. Asimismo, no era necesario quitar la piedra para que Jesús resucitara. La piedra fue quitada para demostrar a todo el mundo el sepulcro vacío.

2. El Número de Testigos:

Un gran número de testigos dan testimonio de la resurrección.
a. Los ángeles Mateo 28:8; Marcos 16:6
b. Los soldados Mateo 28:11-15
c. Pedro, los doce, los quinientos hermanos, Jacobo, los Apóstoles, Pablo en el camino de Damasco. 1 Corintios 15

C. LAS APARICIONES DE JESUCRISTO:

1. Las mujeres junto al sepulcro ven a los ángeles.
2. Ellas se apresuraron a decir a los discípulos. Pedro y Juan vivían cerca; los otros discípulos vivían más lejos.
3. Pedro y Juan corrieron al sepulcro. Juan, siendo más joven, corrió más aprisa que Pedro.
4. María volvió al sepulcro para esperar y vio a Jesús.
5. Jesús se aparece a los discípulos de Emaús.
6. Jesús se aparece a Pedro.
7. Jesús se aparece a los diez Apóstoles pero Tomás estaba ausente.
8. Jesús se aparece a los Apóstoles, estando presente Tomás.
9. Jesús se aparece a las multitudes y discípulos en el monte.
10. Jesús se aparece a los discípulos en las riberas del Lago Galilea.
11. Jesús se aparece a Jacobo.
12. Jesús se aparece a los Apóstoles en la ascensión.
13. Jesús se aparece a Pablo en el camino a Damasco.

D. LA NATURALEZA DE LA RESURRECCION:

1. Jesús resucitó literalmente de entre los muertos. Tenía el mismo cuerpo que había sido puesto en el sepulcro (Juan 20:27; Lucas, 24:37).
2. Jesús resucitó teniendo un cuerpo verdadero; no era un fan­tasma. Era un cuerpo de carne y huesos (Lucas 24:36-43). Su cuerpo podía ser tocado (Juan 20:20).
3. Su cuerpo tenía las señales de Su pasión (Juan 20:24-29).
4. Jesús comió y bebió en presencia de todos Sus discípulos (Hechos 10-41).
5. Podía pasar por puertas cerradas y desaparecer (Juan 20:19).
6. El cuerpo de Cristo ya no muere (Romanos 6:9-10).
7. Cristo es las primicias de la resurrección (1 Corintios 15:20).

E. EL SIGNIFICADO DE LA RESURRECCION:

Romanos 4:25, “El cual fue entregado por nuestras transgresiones, y resucitado para nuestra justificación.”

Este versículo demuestra claramente el significado de la resurrección en la salvación. La resurrección efectivamente hace válida la expiación. Para entender esto completamente, tenemos que echar una mirada al Antiguo Testamento. La gente esperaba fuera del templo hasta que saliera el sumo sacerdote del lugar santo, porque sabían que entonces les serían quitados sus pecados. Nuestro sumo sacerdote salió del sepulcro y por eso sabemos que nuestros pecados están expiados.

F. TOMAS EL INCREDULO:

No haremos un estudio detallado de todas las historias y lec­ciones hermosas basadas en la resurrección. Sin embargo, miremos brevemente a dos episodios.

En una ocasión Jesús repentinamente se apareció a los dis­cípulos mientras cenaban. Para fortalecer la fe de ellos, Jesús pidió carne y comió pescado y miel. Tomás estaba ausente, y cuando le dijeron que Jesús había estado con ellos, Tomás dijo que no lo creería a menos que metiera el dedo en el lugar de los clavos y la mano en el costado de Jesús.

A los ocho días los discípulos estaban juntos y con ellos Tomás, cuando de repente se les apareció Jesús. Mirando a Tomás, Jesús le dijo: “Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo sino creyente.” Con adoración y gran gozo, Tomás dijo, “¡Señor mío y Dios mío!” Tomás reconoció a Jesús como la Deidad y el Señor aceptó su confesión de fe. ¡Otra prueba de la Deidad de Jesús!

G. LA APARICION CERCA DEL MAR DE GALILEA: Juan 21:1-25

Cuando Pedro dijo, “Voy a pescar,” él reveló su desánimo y abatimiento. Después de pescar toda la noche sin éxito, Jesús se apareció a los discípulos. Se dirigió principalmente a Pedro, haciéndole preguntas tres veces sobre su amor hacia El, y entonces le instruyó que apacentara Sus ovejas. Pedro había negado al Señor tres veces. Ahora tenía que confesar su amor tres veces.
TOMO IV: LA VIDA DE CRISTO
CURSO BÍBLICO “ALPHA”
RALPH VINCENT REYNOLDS